EL VIDRIO Y LA TRANSMISION DEL CALOR

 

El calor se transmite a través de un vidrio de tres formas:

1. Por su condición de sólido transmite el calor por conducción.

2. Por su característica transparente transmite el calor por radiación.

3. En ambos casos intervienen fenómenos de convección superficial.

El proceso de transmisión de calor, siempre se produce desde un espacio o cuerpo mas caliente hacia uno menos caliente.

Evitar el ingreso de excesivo calor en verano e impedir que el calor de calefacción escape hacia el exterior durante el invierno, son aspectos de importancia durante la elección de vidrios para un edificio. La razón por la que dichos factores son tenidos en cuenta es porque inciden en el confort térmico interior y porque definen su consumo permanente de energía del edificio durante su vida útil.

Tomar una decisión racional en esta materia no es tema simple pues en dicho análisis intervienen factores que inciden, directa e indirectamente, sobre la performance de transmisión de calor a través del vidrio en una obra de arquitectura. Entre otros son: el tamaño y la superficie vidriada -vertical u horizontal-, el clima del lugar, la orientación solar de las fachadas, el destino y modalidad de uso del edificio, los dispositivos de sombreado -exteriores o interiores-, etc.

VIDRIO Y LA AISLACION TERMICA

El aislamiento térmico de un cerramiento, igual que otros materiales, como un muro de ladrillo o un techo, dependen del coeficiente de conductividad térmica de los materiales componentes y del espesor en el que son empleados.

La conductividad térmica l (lamda) es un valor intrínseco de cada material que se mide en laboratorio. l vidrio = 1.05 W/mK

Vidrio simple

La  resistencia  térmica  de  un  vidrio  transparente  de  6mm  de  espesor  es R=0,19 mK/W

La transmitancia térmica K = I/R. W/m2K. Teniendo en cuenta los coeficientes de resistencia superficial del aire en ambas caras de un vidrio se obtiene un valor de K vidrio simple de 4 mmK = 5,70 W/m2K. Variando el espesor del vidrio entre 3 y 19 mm el valor de K varía de 5.8 a 5.2 W/m2K. lo que desde el punto de vista de la aislación térmica de un cerramiento vidriado, es prácticamente despreciable.

 

Doble Vidriado hermético

El mejor recurso para mejorar la aislación térmica de una superficie vidriada es emplear de unidades de doble vidriado compuestas por dos vidrios, separados entre si por una cámara de aire seco y estanco, que es la que aporta la mejora de aislamiento térmico. En dichas condiciones un doble vidriado hermético DVH con una cámara de aire de 12mm de ancho permite obtener un valor de KDVH = 2.80 W/m2K El valor de K para DVH' con cámaras de 6 y 9mm es respectivamente 3,20 y 3,00 W/m2K

Doble Vidriado Hermético con vidrio LOW-E de baja emisividad

El empleo de un vidrio de baja emisividad en un DVH permite reducir el valor del coeficiente de transmitancia térmica KDVH LOW -E. = 1.8 W/m2K

Ventajas adicionales de un DVH

Cuanto menor es el valor del coeficiente K mayor es la capacidad para retardar el flujo de calor, entre las temperaturas del aire a ambos lados de una superficie vidriada. Un buen aislamiento térmico evita la condensación de humedad sobre el vidrio y elimina la sensación de "muro frío" de un vidriado simple durante el invierno.

 

 

EL VIDRIO Y EL CONTROL SOLAR

Cuando la radiación solar incide sobre un vidrio, una parte de la misma es reflejada hacia el exterior, otro parte pasa directamente hacia el interior y la restante es absorbida por la masa del vidrio, de la cual las 2/3 partes son irradiadas hacia el exterior y el 1/3 restante pasa hacia el interior.

 

 

 

 

Float Gris 6 mm

El empleo de cortinas interiores tipo veneciana, abiertas a 45 º, mejora el coeficiente de sombra de un simple vidriado en aproximadamente 30%

 

 

 

Eclipse Grey 6 mm #2 Cámara de aire 12mm Low-E 6mm #3

El empleo de cortinas interiores tipo veneciana, abiertas a 45 º, mejora el coeficiente de sombra de un Doble Vidriado Hermético en aproximadamente 25%